6/6/11

El curso de Odontología preventiva y social está formado por catedráticos un tanto estú... diferentes; normalmente me pela lo que vengan haciendo siempre y cuando don't mess w/me pero hay un individuo que se pasó de zopenco: Dr. Luis Barillas.

Era un día lunes, debíamos ir a la zona uno a realizar una "mini" campaña sobre educación en salud bucal, técnicas para mantener la salud y técnicas alternas para la limpieza. Al final, esto iba a ser evaluado y tomado en cuenta para punteo de zona, con un valor total de 5 puntos, calificado en escala de 0 a 100. En donde se evaluaría la apariencia personal del estudiante, la calidad y veracidad de la información contenida en el marco teórico, la calidad de exposición y el nivel de organización cuando los niños realizaran los enjuagatorios con flúor.

Con mi grupo, la dinámica fue llevar una cañonera portátil y una presentación únicamente con títulos e imágenes (tanto educativas como "graciosas" para mantener la atención de los niños), además de vínculos hacia videos sobre uso del hilo dental, técnicas de cepillado; en resumen, un material muy completo. Además, a los niños les entregamos un cepillo dental con pasta a cada uno, un trifoliar con lo más importante de nuestra exposición y también realizamos una demostración pública (con 3 niños voluntarios) sobre la acumulación de placa utilizando líquido revelador de placa. Al final, considero que los niños (de 5to primaria) fueron capaces de entender el mensaje transmitido: "eliminar la placa".

En fin, la presentación fue un éxito (excepto por el hecho de que la cañonera fallara, cosa que resolvimos volteando la computadora hacia los niños, y como éstos eran pocos, todos alcanzaban a ver bien lo que en la computadora se hallaba).

Mientras Mafer exponía, yo me dediqué a ver a los niños y mantenerlos atentos y callados, pero cuál es mi sorpresa al voltear a ver al catedrático (el mentado Dr. Barillas) en plena competencia para ver quién se dormía más en la clase, si los niños o él (obviamente él ganó). Sí, el muy sinvergüenza se quedó vilmente dormido en la clase... hasta el profesor de los niños se andaba riéndo de él, fue tanto su sueño que cuando los niños se reían fuerte el tipo brincaba del susto...

En fin, a nosotros nos peló, talvez estaba de goma o se desveló, o ambas.

Después de la plática con los niños, bajamos al primer nivel a que realizaran enjuagatorios con flúor, cosa que salió muy bien y en orden; en ese momento, el Dr. Moncada, llega a decirme que fue a shutear nuestra exposición un rato, y que estuvo re bien, que le gustó bastante "felicitaciones" me dijo, y yo *_* yey, seguro un 100.

A la semana siguiente publicaron zona final de dicha clase, y mi sorpresa es que el imbécil Dr. Barillas nos había puesto 50 de 100 (2.5 de 5), y en qué nos bajó puntos? en la exposición: no sólo se quedó bien parqueado más del 80% de la plática, no sólo llegó el Dr. Moncada a felicitarnos, no sólo fue una exposición bastante completa, sino que tiene el descaro y la abyección de ponernos la mitad del punto.

Y me faltaron 3 puntos para exonerarme, mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta! ¡Critica! ¡Opina! ¡Pregunta! Este espacio es del lector, es tu espacio (nah, realmente es mío, si quiero puedo cerrar los comentarios o borrarlos).

Escribe en paz lo que piensas sobre lo que leiste, que sean baratijas, pleonasmos, irraciocinios, estupideces, lamentos, reclamos, incluso hasta puedes escribir algo inteligente.