11/5/14

Narración: "La segunda vez que te cargué"

En mi hombro derecho yacía parte del cofre de madera. Un ligero peso sobre una pequeña parte de mi cuerpo, pero te juro que cargaba con más: cargaba la presión de un pecho angustiado, de un vacío en el estómago, la piernas débiles, la sensación de caer, la humedad en los ojos, el ardor en la boca, el miedo al silencio, la quemazón en la planta de los pies, la ausencia de luz, el rechinar de las muelas, la mejía empapada...

Dejamos en ese cofre lo más frágil de ti, lo ligero de ese peso y todo lo demás que cargaba esa tarde.

Me quedo todo lo demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta! ¡Critica! ¡Opina! ¡Pregunta! Este espacio es del lector, es tu espacio (nah, realmente es mío, si quiero puedo cerrar los comentarios o borrarlos).

Escribe en paz lo que piensas sobre lo que leiste, que sean baratijas, pleonasmos, irraciocinios, estupideces, lamentos, reclamos, incluso hasta puedes escribir algo inteligente.