22/2/10

Ah, ¡maldá!

Por qué será que para sentirme a gusto con el hecho de estudiar, hacer las tareas impuestas por catedráticos, repetir tantas cosas por motivos de "evaluación", etcétera; necesito sentir una presión inmensa.

O sea, necesito sentir ese temor exquisito de que debo estudiar para sacar buena nota; pero no con el fin de sacar la buena nota, sino para aprender. Es confuso verdaderamente; sé que por mi cuenta no estudiaría muchas de las cosas que "me gusta aprender"; pero las he aprendido sólo porque se me impusieron obligatoriamente.

Por qué el gusto al estudio se me da sólo cuando el estrés por saber las cosas es inmenso y pienso "me voy a morir de tanto estudiar" pero sé que es de mi gusto hacerlo...

¿Es necesario sentir que me sacrifico estudiando para saber que me gusta hacerlo? Por qué no me siento igual aprendiendo cosas que estudio por mi cuenta, cosas que no incluyen evaluación, ni estructuras pedagógicas absurdas o tediosas...

Waaa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta! ¡Critica! ¡Opina! ¡Pregunta! Este espacio es del lector, es tu espacio (nah, realmente es mío, si quiero puedo cerrar los comentarios o borrarlos).

Escribe en paz lo que piensas sobre lo que leiste, que sean baratijas, pleonasmos, irraciocinios, estupideces, lamentos, reclamos, incluso hasta puedes escribir algo inteligente.