11/2/10

Juicios Subjetivos Acerca de La Vida y Lo Que Viene Después...

Buenas noches jóvenes, de nuevo acá con mi forma de escribir algo tosca y confusa, pero con ganas de redactar algo que concebí hace unas horas.

Platicando con un amigo mío, de nombre Oscar, quien fuma mucho y toma demasiadas bebidas energizantes y en pocas ocaciones se mantiene en silencio, llegó a mi mente cierta conceptualización global de lo que es la vida. Quiero recalcar que dejo por un lado los concpetos religiosos para poder dar una conceptualización un tanto más filosófica y metafísica.

A continuación describiré las bases de este jucio, el cual, aclaro, puede presentar grandes fallas, errores, incoherencias u otras formas no científicas ni objetivas de clasificación. Pero para eso escribo, para recibir análisis y crítica.

El primer concepto a definir es la energía. En este ensayo la energía es la unidad fundamental que compone el alma extrasensible. Además, se verá el término Cambio de Energías, el cual implica procesos biológicos que tienen una contundencia extrasensorial en la energía que conforma el Alma.

El ser, el cual representa la energía suprema, la cual es causa sin causa, el creador y abarcador de todo, perfecto en sí mismo, explicado a sí mismo, e incuestionable.

Ahora continúo con la explicación de la postura:

¿Cuál es el fin de la vida?... bueno, el fin de la vida sería, estrictamente, dejar de vivir, pero pasar a un estado de trasendencia, y formar parte de algo mayor, nuestra energía creadora, El Ser. Pero puede surgirnos la pregunta, de ¿por qué si el ser lo es todo, necesita crear formas de vida en las cuales introducir almas, o sea, su energía?... la respuesta puede parecer compleja. Puesto que cuestiona nuestra existencia como algo más que simples entidades biológicas, nos deja desamparados.

Haciendo un paréntesis al desarrolo de la postura, ahora que la existencia del ser puede verse difuminada, puesto que el ser en su pefección no necesitaría crearnos sólo para que volvamos a él, podemos pensar que la vida misma puede tener un fin sin trascendencia, un fin meramente biológico. Ese fin se resume en que la vida se vive, para vivirla, buscando la felicidad con lo que realmente necesitamos, sin depender de otras cosas, puesto que esas otras cosas vendrían siendo accesorios (Rencordando así la postura propuesta por Javii).

Para resolver la cuestionando de ¿por qué el ser necesitaría crearnos, partir su energía, si al final ésta vuelve a él?.

Es por el simple factor de el el Ser en sí mismo necesita de mecanismos de purificación. Al ser una entidad perfecta e incuestionable, el ser crea sus propios mecanismos para limpiar las partes de su misma energía. Lo cual nos lleva a otra interrogante ¿por qué algo perfecto tendría que purifirse a sí mismo?.. la respuesta es simple (aunque no tanto), al poseer una estructura perfecta ésta podría autoexplicarse y autoexcluirse a sí misma, es decir, en sí misma, la energía del ser podría convertirse en el ser mismo, produciendo así, conflictos en la perfección, creando dos perfecciones, las cuales luchan por explicar la creación de la otra (recordemos que el Ser es único y autoexplicado, haciendo que la existencia de dos seres sea imposible).

Así, el ser elimina las partes de su energía que entran en conflicto por medio de lo que conocemos como Vida. Entonces, la vida se convierte en un proceso de purificación, en el cual, la partes de energía conflictivas del ser pasan por un filtrado de energía, dejando la energía no conflictiva y deshechando la energía conflictiva (pasando a ser esta energía, una entidad ausente de ser). La energía que no se elimina necesita un proceso último, en el cual pasa a ser parte del ser de nuevo.

Así, el ciclo de purificación del ser tiene su punto máximo en la vida tal como la conocemos, y como tal, la vida tiene un fin: servir de guía al alma para regresar al ser, o mandar al alma a alejarse del ser.

Cabe decir que la energía deshechada por el ser pasa a un estado inactivo, en el cual pierde sus caracterísitacas de Ser y perfección. Puesto que esta adquiere factores permanentes adquiridos durante la "Vida". Haciendo que ésta energía tenga mayor relación con "La Vida" que con el ser mismo.

Por último, considero pertinente mencionar que el ser humano, puente de purificación (como muchos otros en el universo), ha ido evolucionando, así como las especies animales y demás del la Tierra (y supongo, del universo), mejorando así el mecanismo de purificación. Y para que exista este proceso evolutivo, es necesaria cierta libertad en el proceso de purificación (vida), lo cual nos otorga lo que denominaré "la esencia de la vida", el echo de poder tomar elecciones no programadas ni predestinadas. Aunque somos la única especie que puede concebir estas ideas, éstas se aplican a todo lo Vivo.

Tristemente, considero que con nuestra misma capacidad racional obtenida de la evolución, de alguna forma, estamos trasgrediendo el proceso de filtración, y alterando las energías dañadas del Ser. No pretendo ahondar en esta transgreción, puesto que supongo es algo conocida.

Pero al final, y en síntesis de todo lo anterior, esperando no haber olvidado ninguna parte, pongo a continuación el proceso de purificación del ser:

1. Aparecimiento de problema elemental en la energía del ser.
2. Integración de una fracción de la energía problemática (alma) en un cuerpo filtrador (biológico).
3. Proceso de filtración y depuración de la energía problemática (Vida).
4. Fin de la filtración (Muerte)
4.1. La Energía purificada útil para el ser pasa por la fase final, donde se arregla y vuelve a ser parte del ser.
4.2. La energía problemática es desechada y pierde su propiedad de Ser.

Espero sus análisis.

1 comentario:

¡Comenta! ¡Critica! ¡Opina! ¡Pregunta! Este espacio es del lector, es tu espacio (nah, realmente es mío, si quiero puedo cerrar los comentarios o borrarlos).

Escribe en paz lo que piensas sobre lo que leiste, que sean baratijas, pleonasmos, irraciocinios, estupideces, lamentos, reclamos, incluso hasta puedes escribir algo inteligente.